Especial Día del Libro

Especial Día del Libro

Especial Día del Libro

Feliz Día del Libro por segunda vez este año.

2020 está siendo un caos en todos los niveles y sectores. Y como era de esperar a nivel cultural también.

Las publicaciones prepandemia se vieron afectadas por el cierre de librerías y la paralización de las distribuidoras.

Los libros con fecha de publicación en estos meses de parón han tenido que rehacer agenda y mover sus ediciones a final de año con la incertidumbre que eso está provocando.

Y así llegamos a un Día del Libro extraño, inédito y un tanto frío.

Acostumbrados a ver las librerías llenas los 23 de marzo.

Las colas para que tu autor favorito te firme un ejemplar.

Las ciento de actividades organizadas ese día en distintos puntos de la ciudad.

Las lecturas en grupo, los recitales y las comparecencias en prensa.

El trabajazo de los libreros para que todo salga bien y que tanto lectores como escritores disfruten del día de las letras en todo su esplendor.

Este año, como todo, será diferente.

Un halo gris se ha instalado en el ambiente y lo que antes se celebraba con tranquilidad y alegría, hoy se palpa en distancia, atención e inseguridad.

Pero oye ¡también es día de celebración!

Los escritores podrán acercarse de alguna manera a sus lectores. Y estos lectores volverán a soñar por un momento con esas obras que les han sacado de la realidad en circunstancias en las que no podían despegarse de las cuatro paredes de casa.

Un 23 de julio insólito

Este 23 de julio es especial e insólito por muchas razones.

Sí.

Especial porque los amantes de los libros volvemos a tener excusa para comprar, compartir, seguir y leer a nuestros autores favoritos.

Especial porque las librerías darán un impulso a su economía y retomarán sus actividades culturales.

Especial porque los escritores verán un poco de luz en esos futuros inciertos que se habían instalado en sus hogares y compartirán con sus lectores la magia de las letras.

Especial porque celebrar dos veces en un mismo año el día del libro nos alegra el espíritu.

Y será especial porque algunos de los sueños que se habían paralizado volverán a tener vida.

Y magia.

Porque las letras son eso, magia, vida y sueños por cumplir.

¡Feliz Día del Libro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.