¿Nueva normalidad?

¿Nueva normalidad?

¡Hola, lectores! ¿cómo lleváis la vuelta a la llamada «nueva normalidad»? Yo bastante bien aunque tengo que decir que estoy un poco reticente a salir sin que nada hubiese ocurrido, como vengo observando éstos últimos días en algunos comportamientos.

Tengo la suerte de vivir en una ciudad pequeña, con el mar cerca y buen tiempo prácticamente todo el año. La vida en la calle es algo que ni pensamos los almerienses, lo tenemos innato desde que nacemos y pasamos más horas al día haciendo planes fuera de casa que dentro. Ahora, en cambio, cuando pienso en salir… algo chirría en mi cabeza y no me apetece nada abandonar mi refugio durante unas horas.

Hace unos días hablaba con una amiga del llamado «síndrome de la cabaña» que no es otra cosa que el miedo a salir de casa, realizar actividades que antes eran cotidianas, como ir de compras y el miedo a contactar con otras personas fuera de las paredes de nuestro hogar. Esta nueva normalidad nos mantiene en alerta cada vez que traspasamos la puerta, cuando compramos una simple barra de pan o cuando alguien toca el timbre. No es exactamente lo que me ocurre a mí pero sí es cierto que salgo en tensión y me mantengo en alerta hasta que cierro la puerta al volver.

¿Pasará? Espero que sí. ¿Cuándo? No se sabe. Los períodos de adaptación dependen de cada persona. A unos nos cuesta más acostumbrarnos a las cosas y a otros menos pero lo importante es hacerlo. No estamos en una carrera ni hay que tener prisa. Mentalizarse, acostumbrarse y normalizar el uso de las marcarillas, por ejemplo, no es imposible.

Mientras tanto, seguiremos tomando todas las precauciones y retomaremos nuestra actividad a buena ritmo.

¡Cuidaos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.